Safari con tigres de Bengala: Consejos para una experiencia inolvidable

Apenas llegué a India me tomé un tren hasta Sawai Madhopur, la base de operaciones del Parque Nacional Ranthambore. Si bien la principal motivación era ver tigres de Bengala, con los días fui descubriendo animales que no esperaba y reafirmé la devoción por el contacto con la naturaleza más salvaje posible.

Tigres de Bengala

No sé si a ustedes les pasa, pero en mi esquema mental hay animales que intimidan solo de pensarlos. Quienes nos criamos bajo la influencia del Libro de la Selva, depositamos en Shere Khan todo lo maligno del mundo. Pero la realidad suele estar bastante lejos de lo que cuentan los relatos infantiles. El tigre es el animal nacional de India y ha marcado la historia de muchos de sus habitantes. Ya sea por creencias espirituales, encuentros cercanos o conflictos de territorios, el tigre de Bengala forma parte ineludible de la cultura popular.

Como todos los tigres, los de Bengala son animales solitarios y territoriales, no pueden existir dos machos en un mismo territorio. Si bien no es tan sencillo verlos en su hábitat natural, en India hay un montón de zonas protegidas dónde, con la dosis justa de conocimiento y suerte, podés vivir una experiencia inolvidable.

safari con tigre de bengala en india
El momento que apareció el tigre de Bengala entre los árboles fue simplemente inolvidable

Safari con tigres de Bengala en India

Los Parques Nacionales que tienen reservas animales gestionan algún tipo de safari. La modalidad, reserva y costo va a variar dependiendo el parque, pero vayamos a algunos puntos comunes.

El tigre es un animal que está mucho más activo de noche, por lo que tanto el amanecer como atardecer serán las horas claves para hacer el safari. Imagino que las condiciones son muy distintas en verano, pero el jeep abierto agarrando velocidad a las 6:30 de la mañana invernal en el norte de India es sobre todo FRÍA. Así que la primera recomendación si vas a hacer esto en invierno es llevar abrigo. Incluso vi gente con mantas para cubrir a varias personas juntas.

Lo primero que tenés que saber antes de tirarte a la aventura de hacer un safari es que absolutamente nadie puede asegurarte que vas a ver tigres. Si querés certezas andá a un zoológico. Ver animales libres en la naturaleza es una experiencia única en parte porque depende de que ellos quieran que los veas. Obviamente hay lugares con mayores probabilidades y guías que conocen muy bien el territorio, pero como en cualquier circunstancia con animales salvajes, no existen las garantías.

oso bezudo en safari india
No solo de tigres vive el safari, acá un oso bezudo saludando

Otra cosa importante y parte de la belleza de hacer un safari es observar la naturaleza en su plenitud. Además de los tigres, durante las entradas al parque vi venados de todo tipo, monos, cocodrilos, pavos reales, gacelas y hasta unos osos que son muy difíciles de ver durante el día. Cuando no hay tigres en la vuelta, estos animales están más relajados y vas a poder observarlos en total plenitud del espacio. Entiendo que la expectativa de ver tigres es altísima, pero hay que saber valorar lo que toda la naturaleza tiene para ofrecernos.

Lo que más vas a necesitar haciendo un safari es paciencia y tolerancia a la frustración. En una de las entradas que hice, pasamos literalmente dos horas con el jeep estacionado porque había señales claras de que un tigre estaba en la zona, pero nunca apareció. Puede sonar frustrante, pero es parte de la magia del safari. No soy madre, pero imagino que este es un detalle a tener en cuenta si van a hacer esto con niñes. Especialmente porque los gritos, llantos o cualquier sonido fuerte lo único que provoca en este contexto es alejar a los animales. Hacer silencio es fundamental.

Mi experiencia en Ranthambore

Para acceder al Parque Nacional Ranthambore tenes que hacer base en Sawai Madhopur, yo me quedé en un hotel muy austero en las afueras del pueblo. Cada safari dura aproximadamente tres horas y vos elegís cuántos hacer. En tres días yo hice 5 entradas y, si bien podría haber hecho alguna menos y ahorrar dinero, quiería maximizar mis chances de ver tigres. Para el safari de la mañana me pasaban a buscar por el hotel 6:45 y, como los vehículos son abiertos, cuando iba por la ruta azfaltada hacia el parque agarraba velocidad y casi muero de frío. Volvía al hotel al rededor de las 10:30 para unos matecitos, almorzar y relajar un poco. Para el safari de la tarde me levantaban 13:45, estando de regreso cerca de las 18 hs.

Como verás, si haces los dos safaris estás básicamente todo el día en esas vueltas, así que ni imagines mucha recorrida por el pueblo. Además, si gestionas el safari a través de una agencia vas a tener las comidas incluídas en el hotel, como para no preocuparse por salir a buscar un restorán.

Las zonas que visité fueron 1, 3, 5, 6 y 10, siendo la número 1 dónde vi dos tigresas hermosas. La mejor de las zonas que visité teóricamente es la 3, pero el día que fui no tuve suerte. Las zonas 2 y 4 son las que tienen mejores estadísticas para ver tigres así que se agotan con muchísima anticipación. Cuando hice la reserva, casi seis meses antes, ya no había disponibilidad en los jeeps.

Desconozco si ocurre en otro parque, pero al menos en Ranthambore tenes dos modalidades de safari: jeep o canter. El jeep es más caro, versátil y tiene capacidad para 6 personas. El canter es una especie de camioncito donde entran 20 personas, mucho más económico pero limitado en términos de movilidad dentro del parque. Cuando hice la reserva supuse que el jeep tenía inumerables ventajas para poder ver tigres y lo confirmé estando en la selva. Los canter tienen enormes dificultades para maniobrar y siempre llegan tarde a todo. Si es la única opción que tenés ya sea por disponibilidad o presupuesto dale para adelante, pero si podés permitirte ir en el jeep te juro que en este caso vale la pena la diferencia.

Acá pueden ver el video que hice de mi experiencia en Ranthambore

¿Cómo se busca un tigre de Bengala en la selva?

Haciendo el safari aprendí algunas de las pistas que siguen los guías para encontrar un tigre. Si sabés mirar, hay un montón de señales que te da la naturaleza para reconocer si hay un tigre merodeando la zona.

Observar y escuchar al resto de los animales

Si los monos y venados andan tranquilos, comiendo acá y allá sin mirar mucho el entorno, te puedo asegurar que ningún tigre anda cerca. También hacen sonidos de alarma que los guías conocen como la voz de la madre. Cuando el depredador anda cerca, los monos se trepan a las copas de los árboles para vigilar el entorno y avisarle al resto de la población salvaje que tengan cuidado.

Huellas de tigre frescas

Si el guía no tiene la menor idea por dónde empezar a buscar, va a ir mirando el suelo para detectar huellas frescas. A partir de la huella también pueden determinar si se trata de una hembra o un macho, porque la diferencia de tamaño es considerable. También se pueden mirar las marcas en los árboles que los machos hacen con las garras para marcar el territorio. Ambas son señales de movimiento reciente de tigres en la zona.

Aviso entre otros guías

Obviamente los guías trabajan juntos porque es negocio que la mayor cantidad de turistas vean tigres. Así que apenas uno detecta pistas fuertes sobre la presencia del tigre le va a avisar al resto para que vayan al lugar. Gracias a esta gentileza fue que pude ver a dos tigresas en la zona 1 del Ranthambore.

mono en la copa de los árboles
Para saber si hay un tigre de Bengala cerca, podés observar el comportamiento de los otros animales

Factores que aumentan las chances de ver tigres

El parque y la zona

Claramente la población de tigres no es la misma en cada parque y por ende las chances de ver uno van cambiando. A su vez, dentro de cada parque hay zonas más calientes que otras. Investigar cuál es la mejor zona del parque al que vas es clave en términos de aumentar tus chances para ver tigres. Tené en cuenta que las mejores zonas suelen agotarse con meses de anticipación así que, si querés maximizar tus chances de ver un tigre, planificá con tiempo. Los tigres son animales super territoriales entonces no cambian de zona, sino que cada lugar tiene su macho alfa con algunas hembras que se junta solo con fines reproductivos.

Época del año

En verano hay más chances de ver tigres porque suelen merodear las zonas de lagos para refrescarse. Por eso, los jeeps van directo a las zonas con agua y se quedan ahí esperando que el tigre aparezca. ¡Y funciona! Pero no te desanimes, yo fui en pleno invierno y pude ver tigres igual. Además, te regalo el calor del verano en India Central. Es importante que tengas en cuenta que la mayoría de las reservas cierra en época de monzones, por lo que tenés que planificar la visita entre octubre y junio.

El conocimiento del guía

Lamentablemente esto no es una variable bajo tu control, pero contar con un guía experto es fundamental para tener una buena experiencia. Incluso si no llegas a ver tigres, podés aprender muchísimo con un guía que conoce su zona y tiene habilidades de comunicación. Con el mejor guía que tuve en Ranthambore no pudimos ver tigres, pero aprendí casi todo lo que estoy escribiendo acá.  

guia de safari buscando señales de tigres de bengala
Tener un buen guía va a afectar directamente tu experiencia de safari

Factores que reducen las chances de ver tigres

Si en la zona donde vas, hace días que no tienen ni señales de un tigre, es difícil que justo aparezca para vos. Obviamente siempre hay sorpresas, pero es importante averiguar los antecedentes de la zona. De la misma manera va a afectar el clima. Si llueve cuando haces el safari o llovió los días previos, es más difícil que el tigre salga a explorar porque tiene agua a disposición donde está.

Además, es importante saber cuál es la población específica de la zona a la que vas. Por ejemplo, si hay una tigresa con crías en los primeros tres meses de nacidos, probablemente se va a preocupar por cuidar de sus crías manteniéndolos alejados de los turistas.

Dónde ver tigres de Bengala en India

Todo en India viene en cantidades obscenas, así que no te asustes cuando leas este dato: en total hay 54 Parques Nacionales o Reservas a las que podés llegar a ver tigres de Bengala. No hay chance que pueda ponerlas acá todas, principalmente porque no las conozco. Lo que sí puedo hacer es un resumen de aquellas que investigué cuando planificaba el viaje y acelerarte la tarea si estás en la misma. Eso sí, vas a tener que investigar mucho para tomar la mejor decisión dependiendo de tu viaje y circunstancias. Recordá que India es prácticamente un continente en términos de distancias así que la ubicación del Parque tiene un peso sustancial en la decisión si vas con días contados.

Parque Nacional Ranthambore

Yo fui a este por la sencilla razón de ser el más cercano a Delhi. Si bien tiene la densidad de población más alta de todos los parques, algo así como 80 tigres en 1700 metros cuadrados, la mayor parte no es accesible al turismo. La región habilitada está dividida en 10 zonas, siendo las número 7, 8 y 9 totalmente descartables en términos de avistamiento de tigres. En ese sentido, las zonas 2, 3 y 4 son las mejores pero también las más difíciles de conseguir. Las reservas se tienen que hacer con muchísimos meses de anticipación y aún así podés quedar afuera, dependiendo de la época y demanda.  

Parque Nacional Bandhavgarh

Ubicado en el estado de Madhya Pradesh no está muy lejos de Khajuraho, los templos hinduistas del Kamasutra. Así que ,si ibas a incluir ese particular destino en tu itinerario, este parque puede quedarte relativamente cómodo. Con una población de 60 tigres aparentemente tiene buenas estadísticas.

Parque Nacional Kanha

También ubicado en Madhya Pradesh, el dato nerd de este parque es que fue la inspiración de Rudyard Kipling para escribir el Libro de la Selva. Si bien la cantidad de tigres de Bengala no es tan grande teniendo en cuenta la amplitud del territorio, hay una zona que llaman Core con alta concentración y por lo tanto buenas posibilidades de avistamiento.

Parque Nacional Pench

Acá también levantan la bandera de ser inspiración del Libro de la Selva, pero están tan cerca uno de otro que podría haber sido cualquiera. Tiene una población de 53 tigres de Bengala. Aparentemente la mejor zona para ver tigres en este parque es la llamada Touria.

Parque Nacional Tadoba

Está en el centro de India y el rumor de internet -siempre desconfiable- es que tiene el mejor porcentaje de avistamiento. Si me guío por algunas cuentas de Instagram que empecé a seguir cuando investigaba esto, Tadoba es la publicación más popular. Con esta evidencia científica inchequeable, le doy la derecha al rumor.

Parque Nacional Jim Corbett

Está en el norte del país cerca de Rishikesh, así que si vas a la meca del yoga este parque te va a quedar a mano. Es el Parque Nacional con la mayor población de tigres de Bengala en India con un total de 225. Aparentemente las mejores zonas son Dhikala y Bijirani.

tigre de bengala cruzando el camino
En total hay más de 3000 tigres de Bengala en India, ¡ojalá puedas ver uno!

¿Gestionar independiente o con empresa?

Voy a ser 100% sincera con esto: en general prefiero gestionar todo sola porque suele ser más barato y acorde a mis intereses. Dicho esto, cuando me puse a investigar cómo gestionar los permisos y jeeps por mi cuenta me agobié bastante. Está todo pensado para que lo hagas a través de empresas y eso da un poco de bronca. De todas maneras, yo quería hacer el safari apenas llegaba a India y me resultó cómodo que una empresa se encargue de organizar todo por mi. Investigué bastante cuales eran las empresas y nada me convencía hasta que encontré Big Cats India.

No recibo nada por hacer esta recomendación, de hecho ellos ni siquiera van a saber que estoy escribiendo esto, pero me parece que está bueno cuando encontrarmos una empresa turística que nos hizo sentir bien. Desde el primer momento tuve comunicación por Whatsapp con un representante super atento. Entendió claro que no me importaba ir a un hotel de lujo ni nada del confort extra que suelen ofrecerle a los turistas. De esta manera me armó un paquete a la medida de mis necesidades, presupuesto y expectativas. Si vuelvo a hacer un safari en India intentaría gestionarlo por libre, pero si veo que la situación vuelve a superarme, contactaría a Big Cats India sin dudarlo.

Si querés leer más sobre mi viaje por India andá por acá