Lo más lindo de viajar es descubrir personajes, misterios e historias. Estar alerta con los cinco sentidos a todo lo que sucede al rededor. Estos relatos son los que quedan en la mente y el corazón después del viaje, no importa cuántos años y sellos de pasaportes pasen. 

Llegamos a las 10 de la mañana pero hacía rato habían empezado a cocinar. En el patio del restorán familiar
Vas a aparecer en una cuneta, me dijo una compañera de trabajo cuando le conté que renunciaba y me iba
La isla­ Ubicarse en tiempo y espacio La tranquilidad y facilidad para moverse en Samoa nos absorbió, estábamos en una
El infierno Las imágenes son impactantes: lava, cenizas, chispas para todos lados. Es difícil a la distancia estimar la altura