Al viajar nos conectamos con nuestro yo más interno. Ese que dejamos salir en contadas ocasiones porque vive escondido atrás de las miles de capaz protectoras. Ya sea la soledad del camino, los desafíos que se presentan o la constante novedad, hay algo que activa nuestro yo más genuino. Al menos eso me pasa a mi. 

En esta sección les quiero compartir esas reflexiones que se van despertando en el camino. Tal vez la sección más autorreferencial y filosófica del blog, pero está bueno darle su espacio también. 

Dos niños arman bolas de arena: uno sobre la orillay el otro en arena seca
A través del juego: los niños de las bolas de arena
Mi cuerpo todavía no entiende de qué lado del mundo está. Tengo un enemigo visceral llamado jetlag que no me
Read more.
Trabajar en Australia, momento de balances.
Cuando llega fin de año nos vemos tentados a hacer balances. Muchos lo hacen público en las redes sociales, otros
Read more.