Asesoría de viajes

A veces pensar un viaje puede ser un poco agobiante, especialmente si tenemos depositadas muchas expectativas y poco tiempo disponible para planificarlo. Por eso pensé en desarrollar una asesoría de viajes al estilo DeMente con Mochila: el balance perfecto entre adrenalina y obsesión.

Si querés estar una semana en Punta Cana en un All Inclusive está barbaro y hay millones de agencias mainstream que te van a ayudar a organizarlo. Si, en cambio, querés experimentar un viaje algo más aventurero y con lo imprevisible como condimento esencial, te puedo ayudar.

el plan

¿En qué consiste la asesoría?

Paso 1: completar el formulario

Una vez que completes el formulario aquí abajo, me voy a poner en contacto contigo para concretar el pago y organizar una videollamada. Así nos conocemos y dejamos claros los objetivos del viaje, presupuesto, filosofía y todo lo que creamos importante para diseñar la idea.

Paso 2: te envío el plan en PDF


Después de una semanita a pura investigación, te voy a mandar por mail un PDF con todo lo que pude recolectar: mejores combinaciones de tickets aéreos, alojamientos, presupuesto tentativo, posibles recorridos, contexto político si es relevante en términos de seguridad y cualquier otro detalle significativo.

Paso 3 optativo: segunda videollamada

Está la opción de tener otra videollamada para ajustar detalles, resolver problemas que te fueron surgiendo con las reservas, trabajar los miedos que puedas tener, profundizar en el estudio previo de destino y ayudarte en lo que esté a mi alcance para que vivas un viaje espectacuar.

un poco de contexto

¿Por qué asesorarte conmigo?

En general me cuesta reconocer que puedo ser especialista en algo, pero si hay algo en este mundo que me sale natural y además me encanta, es planificar viajes. Estar horas en los portales de tickets aéreos, investigar cómo es la coima para entrar a Camboya o el caos que puede ser la visa a Brunéi. Todas esas cosas que estresan a la gente normal, a mi me provocan una ebullición de endorfinas.

Aunque me resista a hacerme cargo del almanaque, ya son demasiados años de viajes interminables, dilemas de fronteras y pánicos de aeropuertos. Sé que tengo mucho para aportarle a quienes hacen esos pocos viajes por año y quieren que todo salga lo mejor posible.

Si llegaste hasta acá, supongo que un poco me conocés y sabés el tipo de viaje que me gusta hacer. La pregunta que más me hacen cuando vivo situaciones insólitas es “¿¿cómo hacés para que siempre te pasen esas cosas??”.

La verdad es que no hay magia sino un sistema bastante metódico de abrir el abanico de posibilidades para que eso suceda. A mi me llevó años entenderlo y ponerlo en práctica, así que tal vez puedo ahorrarte algunos pasos.

De más está decir que si sos mujer viajando sola, querés hacer dedo y no te animás, buscás quedarte con locales, colarte a festivales u otra de las tantas cosas que identifican mi forma de viajar, son tantos consejos que puedo darte que probablemente nos quedemos cortas de tiempo. Igual tranqui que nos arreglamos.

Por último, la planificación de un viaje implica necesariamente un estudio previo del país al que vas, su cultura y contexto político. Es un terreno en el que disfruto meterme, -de hecho hace poco terminé un taller de geopolítica- y probablemente te aliviane unas cuantas horas de estudio.

Vos también podés colarte en una riña de gallos en Bali

hablá de números franca

Cuál es el costo

Opción 1: 60 USD

Incluye la videollamada inicial y el envío de PDF una semana después. Además quedo a disposición vía email si tenés aguna duda puntual o probemita logístico.

Opción 2: 80 USD

Incluye la videollamada inicial, el envío de PDF una semana después y una segunda videollamada para concretar juntxs lo que te haya quedado colgado, resolver los imprevistos y profundizar en la historia y contexto poítico del lugar al que vas.

*Estos precios están pensados para un viaje a un único país. Si querés ir a distintos países charlamos por privado el costo